Entrevista a Jesús de la Maza, presidente del Grupo Innovalia: La innovación ha sido siempre parte de nuestra estrategia empresarial.

– ¿Cuáles son los principales desafíos tecnológicos a los que se enfrenta su sector?

Hace 25 años, el País Vasco se posicionaba como la mano de obra poco cualificada y barata de la industria europea y mundial, hasta que empezaron a producirse diferentes cambios como la cualificación de la producción, la inversión en mejora y distintos indicadores que fueron marcando un claro camino hacia lo que es hoy en día la Industria Vasca. Poco a poco, la industria vasca fue exigiendo más inversión porque aportaba más calidad, y mientras que algunos procesos se trasladaban fuera de España y de Europa, el País Vasco fue convirtiéndose en un claro motor de innovación. El sector Industrial se enfrenta a muchos cambios que suponen además claros desafíos, la innovación ya no es una opción es una manera de progresar y una estrategia empresarial que deberá estar embebida en cada empresa que quiera evolucionar.
En muchos casos, la innovación se ve como un problema y no como el único camino hacia el éxito, esa decisión es la que supondrá y determinará el éxito o estancamiento de muchas empresas del sector. A día de hoy contamos con los medios o con los recursos para convertir en una realidad los sistemas que nos permitan avanzar hacia el futuro, no creo que sea un problema de recursos, me parece más un problema de actitud o motivación. En la metrología, por ejemplo, sin una apuesta decidida por incorporar las últimas tecnologías para ser capaces de aportar valor al proceso productivo, estas empresas hubieran desaparecido; y así, lo hemos entendido desde Innovalia Metrology, desde donde apostamos claramente por proporcionar soluciones de medición online y soporte a la decisión basada en parámetros de control de calidad avanzado.

– Desde su experiencia, ¿qué aspectos cree que limitan más las acciones de I+D+i de las empresas vascas?

El cambio de la Industria Vasca se produjo por propia supervivencia, porque o se cambiaba la manera de producir o la industria iba a quedarse atrás, fue de una manera natural y progresiva que nos llevó a producir de una manera más optimizada y a darle valor al know-how de cada empresa, hoy en día ya no existen estos factores que empujaron a la industria hacia lo que es hoy, la industria está quizás algo más acomodada y en muchos casos, la respuesta de las empresas ante propuestas de innovación es “ya me va bien así”. Además, la mayoría de las empresas que forman el tejido empresarial industrial son pymes que no pueden ni quieren invertir en I+D+i. Está claro que no todas las empresas tienen la misma capacidad, pero existen opciones de I+D+i para pymes y empresas más pequeñas que les permiten activar soluciones innovadoras. Por ejemplo, desde nuestro laboratorio de fabricación “cero-defectos” que tenemos ubicado en el AIC, considerado como Digital Innovation Hub por la Comisión Europea, se llevan a cabo experimentos alrededor del control de calidad con distintas pymes. Esto nos permite elaborar ciertos protocolos de aplicación de tecnología y establecer métodos de innovación en distintos puntos de la producción industrial. Gracias a nuestro laboratorio, las pymes del entorno pueden beneficiarse de la tecnología, de la experiencia y de las soluciones innovadoras que ya han funcionado en otras empresas.

– ¿Considera que el entramado de ayudas públicas se ha debilitado en los últimos años? ¿Qué aspectos cree que deberían contemplar o potenciar las administraciones públicas para ayudar a la I+D+i empresarial?

La situación ha sido compleja en los últimos años, aunque podemos estar satisfechos del nivel mantenido en Euskadi durante la crisis en cuanto ayudas a la I+D se refiere. En cuanto a qué mejorar, yo creo que habría que reducir la burocracia, ya que, en muchos casos, esto es lo que desanima a las pymes a participar en programas de I+D.

– ¿Qué retos tecnológicos concretos aborda su grupo de cara al futuro?

Para el Grupo Innovalia, la innovación ha sido siempre parte de nuestra estrategia empresarial, existen empresas que invierten en innovación, pero la creación del Grupo Innovalia y todas las sinergias que existen entre las distintas empresas del grupo son precisamente resultado de la innovación y de la continua necesidad que existen en el Grupo de crear tecnología, internacionalizarse y no sólo limitarnos a seguir el camino hacia la Industria 4.0, por ejemplo, sino que muchas veces nos vemos creando ese camino.
En nuestro caso, ahora estamos totalmente inmersos en la transformación digital, tanto desde el punto de vista de la consultoría como de la generación de producto digital, que sirva para dar respuesta a las necesidades de la industria tanto desde nuestra unidad de metrología como desde nuestras empresas ICT.

– ¿Cuál es el proyecto estrella de I+D+i en el que participa su grupo y qué objetivos persigue?

Innovalia forma parte de proyectos punteros no sólo en cuando a fábrica inteligente o producción de cero defectos, sino también en cuando a seguridad de la información, fabricación aditiva… Actualmente lideramos varios proyectos muy ambiciosos en H2020. Por ejemplo, Unimetrik coordina Adalam, un proyecto en el que se está desarrollando y certificando un sistema de micromecanizado láser adaptable y medición profunda para dar solución a diversas problemáticas industriales. También formamos parte del “core” des BeinCPPS, un proyecto de la iniciativa europea I4MS cuyo objetivo es simplificar la manera de incorporar sistemas ciber físicos a sistemas de producción reales, y que este sistema simplificado sea exportable a pymes.
Pero si tuviéramos que destacar uno, éste sería BOOST4.0., sin duda un proyecto que va a dar mucho de que hablar; liderado por Asociación Innovalia y coordinado por CARSA; ya que se trata de la mayor iniciativa europea en Big Data para la Industria 4.0 que cuenta con un presupuesto de 20M de euros, una inversión privada de 100M de euros y consorcio de 50 empresas de 16 países, entre los que se encuentran los principales OEM del sector automoción. Desde BOOST4.0, vamos a liderar la construcción del Espacio Europeo de Datos Industriales para la mejora de la competitividad de la Industria de Automoción Europea, y esperamos que se convierta en una referencia europea.