La actual situación de las fábricas intensifica la necesidad de acelerar la digitalización para optimizar los procesos de producción.

Estamos ante lo que se está llamando “la nueva normalidad”, una situación a la que todos deberemos adaptarnos, y que nos enfrenta a un cambio de paradigma en un momento que ya venía marcado por profundos procesos de transformación y en el que de nuevo la agilidad en el cambio será un factor clave para la futura competitividad y más si cabe en el sector industrial.

La crisis generada por el COVID-19 está impactando de lleno en todos los sectores industriales a nivel mundial ya que la paralización en la actividad productiva en el sector industrial ha sido muy intensa y las formas de trabajo van a cambiar sustancialmente. Es, por tanto, ahora, más necesario que nunca una “fabricación sin defectos” y más automatizada y digital, que contribuya a la optimización de los procesos productivos. Y ahí, el rol del control de calidad y de proveedores de soluciones globales como Innovalia Metrology. Para ello, desde Innovalia Metrology seguimos optimizando nuestras soluciones para contribuir a estos nuevos paradigmas: incrementando la adquisición de puntos de nuestros sensores ópticos, automatizando rutinas de medición en M3 Software e incorporando soluciones de operación y mantenimiento remoto de las CMMs. Sin olvidar que la colaboración estrecha entre los fabricantes de piezas y los proveedores de equipos y soluciones metrológicas es ahora fundamental para hacer frente a los retos del sector en la situación actual y futura.

Además, y como siempre, desde Innovalia Metrology, continuamos trabajando para formar parte de ese futuro más digital, interconectado y mucho más autónomo, en el que nuestros productos y servicios jueguen un papel clave en el camino hacia la excelencia digital de la Industria.