“La eficiencia y la sostenibilidad empujan la Industria 4.0”

¿Cuál es la conexión de las técnicas de medición con el cambio hacia las nuevas fábricas inteligentes?
El futuro de la fabricación es lo que llamamos transformación digital, cuyo elemento central es el dato, que estamos obteniendo todos los días, minuto a minuto, de todos los procesos y productos. Y la metrología, concretamente la dimensional, tiene que dar respuesta a esa necesidad.

¿La Industria 4.0 entonces es una realidad que se puede implementar?
Claro. La Industria 4.0 no es una consecuencia de la industria 3.0, sino que es algo inevitable en un mundo en que la transformación digital está en todos los ámbitos. En la primera revolución industrial conseguimos controlar la energía, en la segunda, la productividad, y en la tercera se introdujo la robótica y se dio el salto a fabricar con calidad. En esta cuarta se añaden otros dos elementos: la eficiencia y la sostenibilidad.

¿Las empresas están capacitadas para introducir estos factores?
No toda la industria está en el mismo punto de partida, porque, aunque incluso la calidad parezca superada, algunas tienen esa asignatura pendiente. Pero l industria moderna, si contempla la eficiencia y la sostenibilidad y hoy en día eso se puede atacar porque la tecnología nos da las herramientas. Ahí es donde tenemos la oportunidad.

“La competitividad de las empresas manufactureras pasa por la gestión eficiente de dos flujos paralelos: por el flujo físico de materiales y componentes a lo largo de los procesos de aprovisionamiento, procesamiento, manufactura y distribución, y por otro el flujo digital de datos, información y conocimiento en las diferentes fases del ciclo de producto – diseño, prototipos, lanzamiento de producción y fabricación de series. Las iniciativas de re-industrialización europea (Industry 4.0 en Alemania, Factories of the Future en la Unión Europea) apuestan por la digitalización masiva de los procesos industriales.
El término Metrología 4.0, surge en paralelo con el de Industria 4.0. Cada revolución industrial ha requerido el desarrollo de herramientas y métodos de metrología que la han hecho posible. La Industria 1.0 surgió de la mano del empirismo y la visión científica de la realidad, extendiendo el uso de instrumentos mecánicos de metrología que permitían obtener datos objetivos de los productos y los procesos. La Industria 2.0 supuso la introducción de procesos de fabricación más avanzados tales como la producción en serie. Con el objetivo de aumentar la productividad se desarrollaron tecnologías de medición más sofisticadas permitiendo un mayor rendimiento de los procesos de fabricación. La Industria 3.0 fue “La revolución de la automatización” y surgió el concepto de máquina de medir CMM, como elemento automatizado que combina sensórica, electrónica, mecánica y lógica programable. Por último, la Industria 4.0 ofrece el salto a la digitalización y virtualización de la industria manufacturera, mediante tecnologías como el digitalizado.
Estamos viviendo el inicio de un cambio radical en la manera de capturar, analizar e integrar la información de productos y procesos de fabricación industrial. La transformación que se está dando gracias a las tecnologías de información y de comunicaciones en todos los ámbitos de la actividad humana es también crucial para la industria. Los productos y soluciones de Metrología deben también ser interconectables, disponer de una determinada capacidad de procesamiento inteligente y contar con capacidad de almacenar y procesar grandes volúmenes de datos.
El elemento clave en esta ecuación es la estandarización de componentes digitales y formatos de intercambio para garantizar que cualquier equipo es capaz de interoperar con otros equipos y sistemas de la empresa”

– Fuente: Toni Ventura en Metromeet 2018